Castro-Castalia Bullmastiffs

Control de los desordenes geneticos, Castro-Castalia Bullmastiffs
Cachorros Bullmastiff
Contactar correo
Cargando Busqueda de la Web

El arte de Criar perros de Raza

Control de los desordenes geneticos, Castro-Castalia Bullmastiffs

Camada Autos Locos de Castro-Castalia

Veíamos en el capítulo anterior cómo los agentes teratogénicos pueden confundir al Criador y hacer creer que defectos y taras son el resultado de la herencia cuando sin embargo están motivados por agentes medioambientales y lo importante que resulta ser capaz de descartar que éste otro sea el motivo antes de sacar de un Programa de Cría a un reproductor.

Ahora vamos a centrarnos en todo lo relativo a la incidencia en el pool genético de una raza y de un programa de cría. Otro tema espinoso e importante, si queremos hacer las cosas bien. Máxime porque no resulta nada fácil, ni siquiera para el Criador más experto, cuanto menos para uno novato, discernir si una tara aparecida en uno o más cachorros de una o más camadas, tiene que ver con problemas habituales en la raza o circunscritos exclusivamente a ciertas líneas de sangre dentro de ésta.

Claro que para tratar de salir de dudas hay una serie de datos que se pueden tener en cuenta y que ayudarán a estimar cuál es la verdadera situación.

De una parte tenemos que ya existen listados sobre la prevalencia de ciertas taras y enfermedades en varias razas, gracias a los estudios de ADN y la información facilitada por un buen número de Criadores responsables y de Clubes de Razas, sobretodo en Estados Unidos, a lo largo de los últimos años. Bien es cierto que tales listas no dan claves sobre la verdadera incidencia de esas taras y enfermedades pero por lo menos sirven como advertencia de si éstas están o no presentes en razas concretas.

Tales listados se refieren muy especialmente a enfermedades y defectos oculares tales como el PRA que han sido identificados y compilados por la “Canine Eye Registration Foundation” (CERF) estadounidense, cuyos datos son muy fiables e interesantes a tener en cuenta.

Otros hacen referencia a la Displasia de Cadera, que hace años vienen siendo compilados por la “Orthopedic Foundation for Animals” (OFA) también de los EE: UU. AA., fundada en 1966 y que ofrece un registro exhaustivo de todos los perros de raza que son verificados, certificados e inscritos con un número de referencia y el resultado derivado del estudio practicado.

También la OFA mantiene registros sobre la Displasia de Codo y la Luxación de Patela; en el primero de los casos se ofrecen certificaciones e informaciones sobre camadas registradas y también sobre individuos, si bien no se hace una clasificación específica sobre el resultado obtenido en el estudio. En el caso de la Luxación patelar la prioridad es identificar qué individuos son fenotípicamente normales y pueden ser utilizados sin riesgo como reproductores, para lo cual han de ser estudiados tan sólo después de haber cumplido los doce meses de edad.

En el caso del Hipotiroidismo, que en los EE: UU., sobretodo, causa verdaderos estragos entre la población canina (*), es igualmente la OFA quien desde 1996 se viene ocupando de mantener activo un registro de incidencia de la enfermedad, tratando de identificar a los ejemplares fenotípicamente normales y procurando además recopilar información útil sobre la Tiroiditis autoinmune (Tiroiditis de Hashimoto, como es conocida en su afectación humana) y sobre aquellos otros cuya tiroiditis es puramente idiomática (es decir, sin origen ni causas conocidas).

La propia OFA se ocupa también de mantener activo un registro sobre las Enfermedades Cardíacas Congénitas, mediante el cual se intenta conocer qué reproductores son aquellos que son fenotípicamente normales para que puedan ser empleados sin riesgo en Programas de Cría, para lo cual se realizan estudios ecocardiograficos y exámenes Doppler, en perros de al menos un año de edad, teniendo en cuenta como “libres” aquellos que no presentan ningún tipo de rumor cardíaco y que por lo tanto se consideran libres y aquellos otros que presentan un rumor cardíaco puramente fisiológico o funcional, que no signifique ningún problema ni tenga ninguna consecuencia para su descendencia.

Finalmente la propia OFA mantiene un registro nacional de ADN, que es gratuito, dado que se considera importante para la consecución de la mejora de la crianza conocer fácilmente qué perros puedan estar afectados y ser transmisores de una serie de enfermedades hereditarias cuyos patrones de transmisión y cuyos marcadores genéticos ya están perfectamente identificados. Este registro está resultando cada vez más útil dado que continuamente se identifican nuevos marcadores genéticos para nuevas enfermedades y por lo tanto la información recopilada es esencial para cualquier persona interesada en llegar al fondo de la cuestión y conocer al detalle todo lo relativo a esas enfermedades de transmisión genética.

En muchos otros países se están poniendo en marcha también registros de ADN, si bien hoy por hoy los datos más fiables provienen de la información recopilada en Estados Unidos, no solo por los años que se lleva practicando el muestreo sino por el hecho de que el número de perros identificados y registrados es mucho mayor que en cualquier otro lugar y esto permite asumir los porcentajes de incidencia como muy fiables.

Pero estos registros no son los únicos datos a tener en cuenta cuando se trate de estudiar y conocer la incidencia de ciertos problemas genéticos en razas y/o líneas de sangre. Hoy por hoy Internet ofrece información al minuto y que puede resultar de gran utilidad, si se utilizan bien los recursos y datos disponibles. Obviamente no todo lo que se vierte en la Red debe considerarse como fiable, por cuanto cualquiera es libre de colgar una página web con información más o menos contrastada. Sin embargo los datos que procedan de Facultades Veterinarias estadounidenses como Cornell o Pennsylvania, por ejemplo, de la UAB o la Complutense de Madrid o de Zaragoza o Granada (españolas), por citar tan sólo unos pocos referentes, son absolutamente fiables y muy interesantes a tener en cuenta. Lo mismo si se trata de datos facilitados por los grandes Clubes de Raza norteamericanos (estadounidenses y canadienses) y británicos muy preocupados por obtener datos que sirvan para la mejora de la crianza, o por organizaciones como la AKC (American Kennel Club), el CKC (Canadian Kennel Club) o el KC (The Kennel Club británico).

Finalmente hay algo que es obvio pero que no por ello se debe olvidar… el Criador verdaderamente responsable e interesado en la mejora de la crianza canina y en ostentar una reputación intachable por su trabajo y dedicación a su raza concreta, buscará respuestas e información allá dónde las haya. Se documentará de todas las maneras posibles, mediante contacto con otros Criadores igualmente responsables, Clubes de Raza, Veterinarios y expertos. No descansará. Estará siempre a la última. Y procurará por todos los medios beber de las fuentes más adecuadas. Más aún, será absolutamente sincero consigo mismo y con los demás cuando se encuentre con un problema de esta índole y no tratará de enmascararlo de ninguna manera. Querrá saber cómo y por qué se ha producido y será consciente de la importancia de que no se repita incluso si para ello tiene que prescindir de un reproductor determinado. Hará necropsias a los perros afectados que hayan de ser sacrificados y estará en constante evolución. Porque sólo así podrá asegurarse de no repetir ni perpetuar situaciones que con la suficiente honestidad y el necesario conocimiento pueden y deben ser evitadas.

En el próximo capítulo hablaremos de las formas de herencia y transmisión. Y veremos cuán importante es diagnosticar la enfermedad o tara en cuestión por un lado y reconocer la forma en que se transmite, por otro.

El Arte de Criar Perros de Raza La Crianza es un Arte
Necesidad de un Mentor
La Dificil Eleccion
La Eleccion del Semental
Las Garantias de Paternidad
Algunas Nociones de Genetica
Fenotipo y Genotipo
La Seleccion a manos del Hombre
Endogamia y Exogamia
Stock de Calidad, Clave del Exito
Diferencias entre Lineas de Sangre y Afijos
El Genoma Caninos
De Mutaciones y Hereditabilidad
La Ignorancia es siempre Imperdonable
El Control Desordenes Geneticos
Incidencia Desordenes Geneticos
Transmision Desordenes Geneticos
La Solidez Programa de Cria
Montas y Partos Naturales, Exigencias del Guion
Herpes Virus, El Enemigo Silente
Ventajas y desventajas de la endogamia
Grupo de Cria

(Texto original, escrito por Christina de Lima-Netto y/o Federico Baudin específicamente para esta página Web y protegido con Copyright. No puede ser reproducido ni total ni parcialmente por ningún medio, sin el expreso consentimiento de Castro-Castalia por escrito)

Mapa de la Web, Castro-Castalia Bullmastiffs