Castro-Castalia Bullmastiffs

El Pastor del Pirineo, Castro-Castalia Bullmastiffs
Cachorros Bullmastiff
Contactar correo
Cargando Busqueda de la Web

El Pastor del Pirineo, Castro-Castalia Bullmastiffs

El Pastor del Pirineo, Castro-Castalia Bullmastiffs

El caso es que independientemente de que los petit bergers como vulgarmente se les llamaba a los PdP, fueran o no conocidos por el resto del mundo, en la región de la que son originarios su selección se ha venido llevando a cabo desde muy antiguo, propiciada de una parte por la necesidad que el hombre tenía que desarrollar un tipo de perro de menor tamaño que complementara a los grandes mastines y le ayudara en el arduo trabajo de conducir a los rebaños durante kilómetros y kilómetros por terrenos escarpados y difíciles, en hileras de a uno o de a dos, por senderos estrechos y zigzagueantes; y de otra por el hecho mismo de que pudiendo contar como contaban con perros de mucho mayor tamaño para la guarda y la defensa del ganado, de las posesiones y de sí mismos, lo que mayormente valoraba el rudo hombre pirenaico y potenciaba cada vez que realizaba un nuevo cruce --sin saber que a eso con el tiempo se le llamaría selección--, en los perrillos de menor estatura y peso era su capacidad innata para el pastoreo propiamente dicho, su agilidad y viveza, su inteligencia natural, su capacidad de comprender y ejecutar las órdenes recibidas y su resistencia física.  Y no sólo eso, porque en estos pequeños canes otras de las características más apreciadas, eran su rapidez y la facilidad con que eran capaces de desenvolverse incluso en complicados peñascos o bajo condiciones de  climatología extrema, tanto en verano como en invierno. Amén de tratarse de animales muy sanos, extraordinariamente resistentes a las enfermedades y sumamente frugales en el comer lo que le permitía al pastor contar con un buen numero de ellos de una sola vez, dado que el costo de mantenimiento era escaso y las ventajas en su tenencia, múltiples.

Esto explica que aún cuando a los ojos del mundo el PdP de entonces pasaba totalmente desapercibido, su número era importante, lo que hizo que el pool genético fuera sumamente amplio también, permitiendo que esa selección que el pastor hacía para procurarse los mejores especimenes, fijara en los ancestros de la raza moderna toda una serie de factores positivos, disminuyendo considerablemente  y de forma paralela los posibles defectos genéticos. Factores positivos que todavía hoy continúan estando presentes, como es por ejemplo ese atavismo peculiar que hace de ellos unos perros únicos, que incluso sin adiestramiento especifico por parte de los nuevos dueños, continúen manifestando con arraigo las cualidades que en el pasado les han dado tanto valor en las montañas y junto a los grandes rebaños.

Y propició también que según las necesidades específicas de los pastores de cada región, se dieran dos variedades bien diferenciadas entre sí, como son por una parte el PdP de pelo largo o semi-largo y de otra el PdP de cara rasa.

Trashumancia significa pasar a los rebaños de ovejas y cabras, vacas o caballos, e incluso cerdos, de los pastos de invierno a los de verano y vice-versa, para su mejor aprovechamiento; el ascenso desde la llanura hacia los pastos de altura, llamados “estives” suele tener lugar hacia finales del mes de mayo o principios de junio y dura varios días, debido a las dificultades y lo angosto de las rutas. A primeros de octubre el ganado regresa nuevamente a los pastos de bajura.  Solía ser tradicional que toda la familia acompañara al pastor y a los rebaños y se trasladara a vivir en pequeñas cabañas de madera o de piedra, en condiciones muy elementales, durante los meses de verano, viviendo muy frugalmente.

En los últimos cuarenta años esta tradición milenaria ha empezado a perderse, debido a la industrialización y el despoblamiento de la zona y en este momento no hay más de 66 “estives” en funcionamiento en el Pirineo, que congregan unas 40,000 ovejas, 12,000 vacas y 1,000 caballos en la región durante los meses de verano, según cifras aportadas por la Fédération Pastorale de l’Ariège, en el año 98.

“El perro de Pastor de los Pirineos es un Griffon cuya cabeza no está excesivamente poblada de pelo; escasamente algunos pelos largos sobre las cejas, pero ni rastro de bigote ni tampoco una barba pronunciada. Es en el cuarto posterior dónde realmente se acumula el pelo, puesto que presenta importantes cultotes y también espesas matas sobre los muslos (...)”, P. Mégnin, Les Races de Chiens, revue l’Éleveur, Vincenne, 1897.

Se dice del PdP que tiene la cualidad de atávico, dada su natural facilidad para heredar y transmitir una forma de comportamiento que a través de los siglos ha sido característica de la raza; ser capaz de reunir instintivamente a los rebaños, corriendo en círculo alrededor de las ovejas hasta conseguir que la ultima de ellas se una a las demás y ser asimismo capaz de conducir el ganado a través de los más difíciles parajes, obedeciendo las cortas ordenes del pastor que de alguna manera reconoce sin necesidad de aprendizaje previo.

La labor de los pastores en el Pirineo no es sencilla; durante los cuatro o cinco meses de estancia en la “estive”, tendrá que trabajar de sol a sol (de 4.30 am a 10.30-11.00 pm) para vigilar que se pierda el menor numero posible de cabezas de ganado como consecuencia de extravíos, caídas, accidentes,  enfermedades y ataques por parte de los depredadores; asimismo deberá ir rotando a las reses de un lugar a otro de los pastos para evitar la extenuación de estos, puesto que es el único responsable del mantenimiento de la tierra que ocupa.  Sus mejores aliados son los perros que con él colaboran; de una parte los grandes Mastines, encargados de la guarda y de otra, los pequeños perros de Pastor, entre los que se cuenta el PdP, responsables de conducir al ganado y mantenerlo bajo estrecha vigilancia dentro de la zona demarcada previamente por el amo.

El Pastor del Pirineo Historia del PdP
Seleccion del PdP
El Reconocimiento del PdP
Las Fechas Clave en el PdP
Los Primeros Nombres para la Historia
La Segunda Mitad del Siglo XX
La Situacion del PdP Fuera de Francia
La Morfologia del PdP
El Caracter del PdP
Seleccion del Cachorro PdP
La Alimentacion del PdP
El Ejercicio del PdP

 

(Texto original, escrito por Christina de Lima-Netto y/o Federico Baudin específicamente para esta página Web y protegido con Copyright. No puede ser reproducido ni total ni parcialmente por ningún medio, sin el expreso consentimiento de Castro-Castalia por escrito)

Mapa de la Web, Castro-Castalia Bullmastiffs