Castro-Castalia Bullmastiffs

Socializacion, Castro-Castalia Bullmastiffs
Cachorros Bullmastiff
Contactar correo
Cargando Busqueda de la Web

Socializacion, Castro-Castalia Bullmastiffs

SOCIALIZACION, SOCIALIZACION y SOCIALIZACION
Son las tres reglas básicas de un cachorro que sentarán las bases que le permitirán ser un perro adulto equilibrado, social, cariñoso y adaptado a su entorno capaz de relacionarse correctamente con sus semejantes y con cualquier otra especie animal, incluidos los humanos, que este en su entorno

Muchas veces hemos oído comentar, o lo hemos hecho nosotros mismos que un cachorro llega a casa con tan solo cinco semanas, inmediatamente después del destete, incluso nosotros mismos hemos presionado al criador o a ese amigo que tiene una camada para que esto se produzca, creyendo que al incorporarlo antes a nuestra casa, el cachorrito se adaptara mejor a ella, se integrara mejor y aprenderá a respetar el entorno y a los miembros que la componen.  Nada mas lejos de la realidad, un cachorro en estas condiciones, será, casi seguramente un foco de problemas de comportamiento e integración, ya que les ha faltado el periodo mas importante en su recién estrenada vida, el de la socialización, que varia según las razas, pero que generalmente engloba desde las 4-5 semanas de vida, hasta las 15, dependiendo del ritmo de crecimiento de la raza seleccionada, aunque siempre es recomendable esperar a las 12 semanas de vida – como media - para separar al cachorro de su madre y sus hermanos.

Los más expertos criadores, recomiendan empezar el periodo se socialización en el mismo momento del parto, incluso en las dos ultimas semanas de gestación de la madre, Christina de Lima-Netto, fallecida en el verano del 2007, escritora entre otros del “Guia Practica de la Crianza Canina” - libro de cabecera de muchísimos criadores en todo el mundo- articulista de esta misma revista, criadora exigente, responsable y experimentada de bullmastiff, maravillosa como ser humano, dos semanas antes del parto, incorporaba a la madre a su misma habitación, donde ella estaba en un entorno de paz, con notas musicales de Mozart, Vivaldi o Brahms flotando en el aire, con mimos continuos se preparaban las dos, la parturienta y la madre postiza para el feliz acontecimiento, con esto conseguía un entorno de  armonía propicio para el nacimiento de los cachorritos.

En el mismo momento de nacer, los estimulaba, acariciaba, mimaba, besaba, para que además de reconocer a su madre, estos cachorritos, empezasen a aceptar a un ser humano como parte de su misma vida, sin descuidarlos ni un solo momento, pendiente de la madre y de sus retoños, estableciendo severos turnos de mamada, con rotaciones continuas para que ningún bebe se quedase rezagado en el crecimiento, colocándoles en las mamas maternas y en ese mismo momento, interrumpiendo, a veces, la alimentación –menudos enfados se cogen- para que el cachorrito se empiece a acostumbrar a que la mano del hombre hace y deshace a su antojo, que el es el que decide en todo momento sobre el. Todo ello aderezado con … mas mimos, fundamentales, necesarios y que empiezan a forjar el carácter de los bebes.

Detectar al tímido, al dominante, al travieso, al golfo es fundamental, para que poco a poco se pueda intentar corregir las actitudes no deseables.

En cuanto empiezan a corretear, más de lo mismo, mimos y más mimos, cogerles por turnos y acostumbrándoles a dormir en su regazo, juguetear con ellos, disfrutar con los baños de sus primeras papillas, secándolos y limpiándolos después contribuyen a seguir socializándoles, ya que significa más contacto y la aplicación de masajes a los cachorros estimula la circulación y la sensación placentera proveniente de un ser humano.

Mientras están en este periodo, es conveniente mezclar la comida con situaciones inesperadas, ruidos, petardos, cacharros que se rompen, secadores en funcionamiento, friega platos, lavadoras, cambios inesperados de habitación, prepararan a los pequeñines para estar preparados a soportar muchas situaciones, normales para nosotros, pero complicadas para ellos.
La presencia de la madre, -les fijara los limites y les dará sus primeras regañinas- y de sus hermanos es fundamental, con sus juegos y peleas aprenden su lugar en la pirámide de la que tienen que formar parte, las reglas de comportamiento con sus semejantes, la aparición en los juegos de adultos de razas, edades y características distintas forjarán un carácter muy sociable, Christina tenia a dos trastos de raza carlino o pug –Mini y Cooper- que volvían locos a sus “bollitos”, y si esto no fuese suficiente para ellos, Chinche, linda gatita, protagonista de los artículos “A ti te encontré en la calle” y “El tigreton que llevas dentro” servia para rematarlos, la aparición de distintos animales en este periodo es también fundamental para su aceptación futura.

Durante este periodo de tiempo, es fundamental que las visitas de personas sean continuas, cuantas más mejor,  si son niños, mejor que mejor, así los trastean y juguetean con ellos, pero siempre supervisado por la atenta y experta mirada del criador, que con toda seguridad, tendrá que empezar a reñir a alguno de los traviesos pequeñines.

Es muy conveniente que cuando hayan cumplido sus periodos de vacunación los pequeñajos salgan a la calle, empezando por unas tranquilas, pero acabando en las mas transitadas…la puerta de un colegio o la salida del corte-ingles, mano de Santo, cientos de manos acariciaran a nuestros  renacuajos con lo que su socialización con el hombre aumentara, también realizaremos varios viajes en coche, para que se acostumbren a el.

Todo esto hara de nuestro cachorro un perro perfectamente integrado en la sociedad, tanto humana como canina, manteniéndose equilibrado en sus respuestas y actitudes, ello hara que el y nosotros seamos mas felices.

IMPORTANTE

El manoseo es fundamental, deberemos acariciar, toquetear al cachorrito continuamente, así estimularemos el contacto positivo del ser humano.

OJO AL DATO

Muchos expertos fijan el periodo de socialización fundamental entre la primera semana y la décimo quinta, pero los mas reputados amplían esta hasta la décimo séptima, ampliándolo por abajo a la cuarta semana de concepción

FUNDAMENTAL

Nunca separes a un cachorro de su madre y hermanos antes de haber cumplido su periodo de socialización, así evitaras problemas serios de comportamiento o agresividad, si no te queda mas remedio, utiliza las escuelas de cachorros para completar el periodo de socialización

Problemas de Convivencia Perros Ladradores
Demasiado Efusivo con la Visitas
Efusivo en Saludos
Tira de la Correa
La Importancia de la Socialización
Falta de Socializacion
Vivir en Sociedad
Vivir en Sociedad II
Dos no son multitud
Perros y Gatos

(Texto original, escrito por Christina de Lima-Netto y/o Federico Baudin específicamente para esta página Web y protegido con Copyright. No puede ser reproducido ni total ni parcialmente por ningún medio, sin el expreso consentimiento de Castro-Castalia por escrito)

Mapa de la Web, Castro-Castalia Bullmastiffs