Castro-Castalia Bullmastiffs

Convivencia, Castro-Castalia Bullmastiffs
Cachorros Bullmastiff
Contactar correo
Cargando Busqueda de la Web

Convivencia, Castro-Castalia Bullmastiffs

"Los perros no mienten sobre lo que sienten, Nadie ha visto ha un perro fingir alegría cuando esta triste, ni al revés. Cuando un perro esta triste o alegre, ese sentimiento es el que ocupa todo su ser: es pura alegría o pura tristeza"

Nos vamos a cenar a casa de Carlos, un amigo, hace mucho que no lo vemos, Strike, su perro, es insoportable, salta cuando llegas, te llena de babas, no para de pedir comida, se te sube encima cuando te sientas en el sillón, el dice que forma parte de su familia y que hay que aceptarlo como es, pero, lo único que consigue es que vayamos menos a su casa y es una verdadera lastima perder una amistad de toda la vida por culpa de un perro.

 

 

Esta situación, a veces es mucho más grave, ladridos, intentos de monta, marcaje con orina, etc., es nuestra responsabilidad tener a un perro perfectamente educado en cualquier situación, el será mas feliz y su convivencia con nosotros y demás seres humanos será muchísimo mas enriquecedora y fructífera.

Lo peor es que Carlos y su familia no hacen nada para evitar este comportamiento, es más, yo creo que están encantados y que lo potencian, seguramente piensan que así es mas sociable y mimoso, que Strike, lo único que hace es mostrar su alegría por vernos, por que ni siquiera le riñen, no ponen remedio, ni hacen nada para evitarlo, cuando conseguir un perro encantador y educado, no es tan difícil, solo requiere paciencia, constancia y por supuesto grandes dosis de cariño.

Muchas veces, lo que hacemos en estas situaciones es encerrar a nuestro perro en una habitación, de esta forma conseguimos que así deje en paz a nuestros amigos y podamos tener una velada casi tranquila y medianamente aceptable, porque de fondo nos llegan sus llantos y ladridos, pero… ¿no seria mejor que pudiese compartir todas nuestras actividades?

Si Strike hubiese sido un cachorro modélico correctamente socializado con sus hermanos de camada y “familiares” caninos –donde aprenden que son perros y su comportamiento canino-, que además, hubiese tenido fijados sus límites de forma correcta y que hubiese tenido una continuidad en la socialización con otros perros y personas, esta situación, seguramente, no se daría.

Ahora ben, no podemos volver atrás en el tiempo luego… ¿Cómo evitarla?, lo primero es que no debemos saludar inmediatamente a nuestro perro cuando llegamos a casa, ya que al hacerlo, lo que conseguimos es generar ansiedad en él, ya que en el momento que nos oye en la escalera o el ascensor, esta esperando los mimos y caricias, con el consiguiente nerviosismo y ansiedad, además le trasmitimos el mensaje equivocado de que cualquier persona que entra por la puerta lo primero que va a hacer es saludarle y darle muchísimos mimos. Para evitarlo, cada vez que entremos en casa –nosotros o las visitas-, realizaremos nuestras actividades sin ni si quiera mirar al perro, ignorándolo completamente, nos quitaremos el abrigo, dejamos las llaves, iremos a la cocina, o a cualquier otro sitio, después, trascurridos unos minutos y si esta calmado, llamamos a Strike y le saludamos, parando inmediatamente si notamos nerviosismo, de esta forma, conseguimos asociar a una actitud relajada y tranquila la consecución de las caricias, piense el lector, que ellos lo que ansían son nuestros mimos, luego, comprobaremos que se relaja y tranquiliza solo por conseguirlos, la máxima a tener presente es que los mimos y caricias son siempre una recompensa a una actitud y comportamiento adecuado.

También es importante que nuestro perro, tenga un sitio donde estar y que comprenda perfectamente la orden “A TU SITIO”, que al oírla, inmediatamente se vaya a su colchoneta o cama y que se quede ahí hasta que el dueño le libere o le llame, así, cuando vengan visitas a casa, solo con esa orden, conseguiremos que nuestro fiel amigo, deje en paz a nuestros visitantes.

Por supuesto, nunca le daremos de comer desde la mesa del comedor, si lo hacemos, lo único que conseguimos es que el este continuamente a nuestro alrededor solicitando la ansiada golosina, que a la postre es lo que le interesa, trasformando cualquier comida en una autentica pesadilla, lo ideal, seria que el perro estuviese fuera de la habitación, pudiendo estar tumbado a la puerta, pero sin traspasar el umbral.

¿Cómo corregir estas actitudes no deseadas? Preferentemente, premiándole cuando haga las cosas bien y advirtiéndole con un “chisst” o un “no” cuando haga algo no deseado, al principio puede ser muy pesado y molesto, pero pensad que es preferible pasar de uno a tres meses, fastidiado hasta conseguir nuestros objetivos, a toda su vida sufriendo su mal comportamiento, el propio lector obtendrá su propia respuesta, teniendo siempre claro, que en la educación del perro toda la familia deberá arrimar el hombro hasta la consecución de nuestros objetivos, si algún miembro rema en dirección contraria, lo único que conseguirá es retrasar el proceso pudiendo llegar a abortarlo en según que situaciones.

IMPORTANTE

La calma y la paciencia siempre es el mejor arma de entrenamiento con un perro, ellos aprenden equivocándose muchas veces, no debemos desesperarnos nunca, tarde o temprano acabaremos obteniendo resultados.

OJO AL DATO

Una de las mayores causas de abandono viene dada por comportamientos inadecuados o destructivos en casa, si nosotros solos no conseguimos los objetivos deseados, consultaremos a un especialista que nos reoriente y nos ayude a salir del bache.

FUNDAMENTAL

Los mimos, caricias y premios son siempre una recompensa a una actitud y comportamiento adecuado, si los damos en alguna otra situación, lo único que conseguimos es reforzar el comportamiento inadecuado.

Problemas de Convivencia Perros Ladradores
Demasiado Efusivo con la Visitas
Efusivo en Saludos
Tira de la Correa
La Importancia de la Socialización
Falta de Socializacion
Vivir en Sociedad
Vivir en Sociedad II
Dos no son multitud
Perros y Gatos

(Texto original, escrito por Christina de Lima-Netto y/o Federico Baudin específicamente para esta página Web y protegido con Copyright. No puede ser reproducido ni total ni parcialmente por ningún medio, sin el expreso consentimiento de Castro-Castalia por escrito)

Mapa de la Web, Castro-Castalia Bullmastiffs