Castro-Castalia Bullmastiffs

Convivencia, Castro-Castalia Bullmastiffs
Cachorros Bullmastiff
Contactar correo
Cargando Busqueda de la Web

Convivencia, Castro-Castalia Bullmastiffs

Un comportamiento habitual en muchos perros es alzarse sobre sus patas traseras para saludarnos, colocando sus patas delanteras en nuestro cuerpo, esto, que puede ser molesto por las manchas que deja, en muchas ocasiones puede ser fuente de heridas y conflictos con los visitantes.

Muchos autores sostienen que este tipo de conducta es una expresión de dominancia de los perros sobre los humanos, ya que, según dicen, intentan colocarse a nuestra altura para demostrarnos que ellos estan por encima nuestro, que al alzarse sobre sus dos patas traseras, lo que hacen es aumentar su tamaño (importantísimo en la dominancia), pero, no creo que ese sea el origen, ya que en la multitud de casos observados de este comportamiento no deseado, nunca he observado la mas mínima agresividad y si una especie de invitación al juego.

La causa principal de este tipo de comportamiento es aprendido, ellos cuando son cachorros, se alzan sobre sus patas para solicitar comida a la madre, jugar con otros perros, etc, pero fundamentalmente, para poder llegar a una altura conveniente pera que nuestra mano llegue a hacerles mimos, en esta etapa, de cachorros, a todos nos encanta que lo hagan, es mas, lo potenciamos, pero, invariablemente, estamos sembrando la semilla de un trastorno posterior, así que si tiene un cachorro, impida que lo haga.

Independientemente de su origen, este comportamiento esta mas arraigado en perros de jardín que en perros caseros, probablemente por que al estar conviviendo en un piso, en el momento que empieza a crecer, ponemos limites y corregimos, pero si el perro pasa la mayor parte del tiempo en el jardín sin contacto con su familia humana, este tipo de actitud, pasa bastante desapercibida y muchas veces, los propietarios (o los jovenes de la familia) estan encantados que el perro se muestre tan efusivo y alegre al verlos, con lo que se refuerza el comportamiento.

Este comportamiento suele ser bastante desagradable ya que implica manchas en la ropa, en el mejor de los casos, pero también heridas por arañazos, caídas y si el receptor es un niño, puede abocar a lesiones mas graves (dependiendo del tamaño del perro).

Muchas personas, para evitarlo, se dan la vuelta, ignoran, gritan, riñen e incluso pegan al perro, pero no se dan cuenta que ese perro que esta en el jardín olvidado de la mano de Dios, lo único que busca es que le hagamos caso, CUALQUIER CASO, incluso aunque sea desagradable, lo único que quere es tener un poco de contacto con nosotros, luego, aunque sea negativo, continuara haciendolo pues siempre, pesara mas en su balanza ese "ratito" de contacto que la bronca que recibe

Para corregir este tipo de comportamiento existen dos formulas, la de interrupción y la del barrido personalmente me inclino por la última ya que es la más rapida en resultados, la que el perro no identifica con el ser humano y la que se fija más inmediatamente.

La interrupción: Consiste en interponer nuestra rodilla entre el pecho del perro y nosotros, cada vez que se intente subir y repetirlo muchas veces añadiendo la orden NO, cada vez que lo realicemos, el inconveniente de este metodo es que necesita muchas repeticiones, es eficaz, la mayoría de las veces si, pero largo en el tiempo y hay perros, que este tipo de interrupción la toman como un juego y continúan realizandolo.

El barrido: Consiste en dejar que el perro se nos suba y cuando esta arriba, realizar rapidamente con una pierna nuestra el barrido de las patas traseras del perro, como poniendole la zancadilla, esto hara que pierda el contacto con el suelo (no hay cosa que de mas miedo a un perro) y que se caiga de lado, así le desconcertaremos, ya que el no sabrá de donde le ha venido el contacto (no lo asimilara a la persona que lo haga), en este caso, no hay que reforzar la corrección con un NO, la perdida de contacto bastara para que deje de realizar el comportamiento no deseado, eso si, el día que lo pongamos en practica (generalmente bastara con un solo día), pediremos a algún amigo y persona que no conozca el perro, que lo pongan en practica, para que así el perro entienda que cada vez que se suba, le ocurrirá lo mismo.

Cuando lo practiquemos, notaremos inmediatamente que nuestro perro, al caerse, se encontrara completamente desorientado y confuso, en ese momento, lo ignoraremos (ni risas, ni aspavimentos, nada), para inmediatamente despues, incentivar que intente volver a subirse para repetir el barrido. Al poco tiempo, observaremos que el pero, cuando piensa en subirse, duda ya que debera elegir entre subirse (con el consiguiente riesgo de perder el contacto con el suelo y perder el equilibrio) o quedarse a cuatro patas en el suelo, le puedo asegurar que el optara por esta ultima opción.

Problemas de Convivencia Perros Ladradores
Demasiado Efusivo con la Visitas
Efusivo en Saludos
Tira de la Correa
La Importancia de la Socialización
Vivir en Sociedad
Vivir en Sociedad II
Dos no son multitud
Perros y Gatos

(Texto original, escrito por Christina de Lima-Netto y/o Federico Baudin específicamente para esta página Web y protegido con Copyright. No puede ser reproducido ni total ni parcialmente por ningún medio, sin el expreso consentimiento de Castro-Castalia por escrito).

Mapa de la Web, Castro-Castalia Bullmastiffs