Castro-Castalia Bullmastiffs

Emociones caninas, Castro-Castalia Bullmastiffs
Cachorros Bullmastiff
Contactar correo
Cargando Busqueda de la Web

Emociones caninas, Castro-Castalia Bullmastiffs

Troy y Tigreton de Castro-Castalia

"Un perro piensa que eres quien tu te crees que eres"

Tanto en el ámbito científico como en el popular podemos oír respuestas contundentemente negativas a este interrogante indicándonos que la capacidad de de raciocino es propia del ser humano, de ningún otro ser vivo, es más que solo nosotros somos capaces de amar, odiar o sentir .siempre un rotundo NO, pero, quien no ha visto la alegría de nuestra gorda saltando y brincando cada vez que ve que cogemos su collar y piensa que va a salir a pasear, o la carita compungida y tristona con las orejas gachas y mostrando el blanco de los ojos al mirar hacia arriba  cuando llega su hora de ese paseo y le decimos un “NO, más tarde”

Pero... ¿son comparables al ser humano?, que opine el lector, recuerde a un niño cuando le das un juguete esperado durante mucho tiempo, o le dices que le vas a llevar al parque de atracciones, su excitación, sus nervios, sus carreras y saltos se difieren muy poco de lo que un perro expresa en sus demostraciones de alegría, o la carita compungida que ponen cuando se llevan una decepción vuelcan los labios hacia abajo, nos miran compungidamente, no se a usted, a mi me resultan dos imágenes muy parecidas, estos casos, nos muestran la alegría y la pena en estado puro esa que solo puede tener un niño, al igual que el perro demuestra sus emociones de una forma clara, rotunda y sin engaños, luego hay una época en la cual en nuestras manifestaciones  nos parecemos y si estas se parecen ¿tendrán sentimientos?.

Los detractores suelen decir que el comportamiento del perro es producto  del instinto, o  bien del condicionamiento, que son el resultado de cualquier emoción demostrada, cierto es que el movimiento de la cola y los ladridos provienen de su instinto, sin embargo, los perros no muestran estos comportamientos instintivos de forma indiscriminada, son ellos los que deciden cuándo y hacia quien dirigirlos. Dicha capacidad implica un grado rudimentario de razonamiento inteligente, inclusive cuando los perros suelen utilizar estas demostraciones para influir e incluso manipular a sus dueños para obtener atención, comida o un paseo.

Cuantas veces no hemos oído la frase “a mi perro solo le falta hablar”, “es mas listo que muchas personas que conozco”, “cuando quiere salir me trae la correa”, cierto es que estos comentarios no son imparciales, están movidos por el vinculo estrecho que nos une a nuestras mascotas, tampoco somos especialistas en comportamiento, ni en emociones, ni tenemos los conocimientos necesarios para realizar estudios objetivos, pero, intente  convencernos de lo contrario, aun así, recorreremos algunas opiniones de otras personas que los poseían.

"Si los hombres tienen más inteligencia que los animales, esto no es una razón para sostener que los animales no la tienen en absoluto; del mismo modo sería erróneo sostener que las perdices no vuelan porque los gavilanes vuelan mejor que ellas". Porfirio (filósofo griego, 232-304 D.C)

"Las distintas emociones y facultades —como el amor, la memoria, la atención, la curiosidad, la imitación, etc.— de las que se jacta el hombre, se encuentran en forma incipiente y a veces bien desarrolladas en los animales inferiores". ( Charles Darwin 1809-1882, teoría de la evolución).

George Romanes, gran amigo de Descartes, escribió “La vida emocional de un perro esta enormemente desarrollada, mas incluso que la de cualquier otro animal” –se olvido incluir al ser humano…las comparaciones serian odiosas-.

Luego, si hacemos caso a estos eminentes científicos, los perros, en un estado inferior al nuestro, tienen inteligencia, emociones, luego son capaces de tener sentimientos y pensar, repasemos algunos de estos conceptos.

Imaginar.- Los perros sueñan, ladran mientras duermen, dan pequeños pasos, gruñen, luego son capaces de imaginar cosas, su cerebro es capaz de recrear hechos ocurridos o no, la imaginación es uno de los primeros componentes pensamiento.

Depresión.- Cuando falta su dueño, nuestro perro puede dejar de comer e incluso de beber, mostrándose apático ante cualquier estimulo exterior, centrándose solo en recordar a ese amo que no esta.

Odio.- Nuestro perro esta en el jardín, por la calle pasa una persona que incordia, incluso pega a nuestro perro a través de la valla, otro día paseando por el parque, de repente se pone histérico, agresivo, con intención de abalanzarse sobre una persona que pasa por ahí, no nos lo explicamos, pero, ella odia a esta persona, y no puede hablarse de condicionamiento, ya que el intento de agresión se produce en un lugar distinto que no tiene nada que ver al que se produciría el supuesto condicionamiento.

Amor.- El propietario de un perro ha fallecido, el esta triste aúlla sin parar, al día siguiente se escapa de casa para aparecer recostado encima de su tumba, sin querer moverse, llorando a la persona ausente, llegando incluso a fallecer por no separarse de su amo

Inteligencia.- Estas jugando con tu perro en el jardín, corriendo para recuperar un juguete que lleva en la boca y así poder tirárselo, tu sales detrás de el, intentas engañarle dándote la vuelta y cual es tu sorpresa cuando el aparece detrás de ti dando brincos, se ha enfrentado a un problema, detecta por el olfato que has invertido la marcha y el hace lo mismo para poner más distancia entre vosotros.

También hay que tener en cuenta que los perros domésticos, poseen menor inteligencia que sus primos salvajes, los lobos, ya que el ser humano, al domesticarles, les ha privado de tener que estimularse para buscar su sustento, nosotros nos ocupamos de proporcionárselo.

Cierto es que poseen estas cualidades, pero, esto no indica que seamos iguales, no, solo indica que en un grado inferior al nuestro, poseen los mismos sentimientos, luego debería hacer que los tratásemos mejor, que los comprendiéramos y les permitiésemos llevar una vida digna, placentera y feliz, disfrutando de su compañía.

Es un perro muy imprudente.
Nunca le importa si aciertas o te equivocas.
Jamás se molesta en preguntarse si subes o bajas por la escalera de la vida
Nunca inquiere si eres rico o pobre
Tonto o listo
Pecador o santo.
Con suerte o con desgracia, con buena o mala reputación, con honra o con deshonra
Seguirá a tu lado para consolarte, guardarte y dar su vida por ti…

(Jerome K. Jerome)

El perro es el único ser vivo que tiene un objetivo obsesivo en su vida: entregarse incondicionalmente, y este es el único corazón que puede comprarse con dinero.

¿Tienen los Perros Emociones? ¿Por que Queremos a Nuestros Perros?
Emociones Caninas
El Amor, Emocion Clave
La Lealtad Canina
Los grandes Miedos
La Sumision
Cuando Nuestro Amigo nos Falta
Sobre las Adopciones
El Sexto Sentido
Perros Deprimidos
La ansiedad
La ansiedad Social y por Ruidos

(Texto original, escrito por Christina de Lima-Netto y Federico Baudin específicamente para esta página Web y protegido con Copyright. No puede ser reproducido ni total ni parcialmente por ningún medio, sin el expreso consentimiento de Castro-Castalia por escrito).

Mapa de la Web, Castro-Castalia Bullmastiffs