Castro-Castalia Bullmastiffs

Manual del cachorro Bullmastiff, vacunaciones y desparasitaciones, Castro-Castalia Bullmastiffs
Cachorros Bullmastiff
Contactar correo
Cargando Busqueda de la Web

Manual del Cachorro Bullmastiff, Castro-Castalia Bullmastiffs

Manual del cachorro Bullmastiff, vacunaciones y desparasitaciones, Castro-Castalia Bullmastiffs

Zen de Castro-Castalia

Durante años hemos creído que la revacunación anual era indispensable para asegurar la salud del perro y evitar el riesgo de que resultara contagiado de cualquiera de las enfermedades de riesgo (Parvovirus, moquillo, hepatitis infecciosa, leptospirosis, Coronavirus, tos de las perreras y otras adenovirosis, enfermedad de Lyme, etc.).

Sin embargo en los últimos años ha surgido una importante controversia al respecto debido a la aparición de enfermedades autoinmunes muy serias entre la población canina de las sociedades del Primer Mundo --precisamente las mas avanzadas y donde la revacunación anual era obligada--; enfermedades que afectan a un numero cada vez mayor de animales y a edades cada vez mas tempranas y que hace unos años eran prácticamente inexistentes. Y muchos expertos han comenzado a cuestionar la validez de los programas de revacunación anual, habiéndose demostrado fehaciente y suficientemente que, si en los primeros meses de vida los cachorros son vacunados siguiendo los nuevos protocolos recomendados (mas espaciados en el tiempo, menos abundantes pero aparentemente mas seguros dado que no comprometen el sistema inmune de los individuos), los animales no necesitan ser revacunados anualmente ni mucho menos. De hecho según las nuevas tendencias bastaría con revacunar cada tres años e incluso en algunos casos no volver a hacerlo nunca!

Este es un tema muy controvertido, repito, y en España --donde las noticias y los nuevos criterios y descubrimientos parecen llegar siempre con cierto retraso-- aun no se ha discutido este asunto entre la comunidad veterinaria lo suficiente como para que sean mayoría los profesionales que acatan estos nuevos protocolos.

En todo caso y en base a la información que he recibido (y contrastado con muchos criadores extranjeros y también con muchos expertos de otros países) personalmente me decanto por estas nuevas tendencias. Es por ello por lo que tu Bullmastiff ha recibido un programa de primovacunaciones distinto del que aplican la mayoría de los veterinarios en España, más dilatado en el tiempo, según consta en su cartilla veterinaria..

En cuanto a la Coronavirosis, hoy en día se sabe ya que es una enfermedad que no presenta riesgo para animales mayores de cuatro o cinco meses por lo que la vacunación se hace innecesaria (salvo en casos muy puntuales). Con respecto a la Leptospirosis, solo en aquellas zonas geográficas en las que exista un altísimo riesgo, debe considerarse la posibilidad de vacunar al animal, siempre que pudiera entrar en contacto con la enfermedad. Lo mismo diré de la Enfermedad de Lyme (transmitida por garrapatas); no vacunes a tu perro innecesariamente. Solo cuando la ubicación geográfica y un altísimo riesgo lo aconsejen.

Con respecto a la Rabia, estarás obligado a acatar la normativa vigente en tu lugar de residencia. No obstante, cuando se haga necesario vacunar al animal de Rabia procura que la administración de dicha vacuna esté muy espaciada en el tiempo con respecto a la vacunación de Parvovirosis, Moquillo u otras como la propia Hepatitis infecciosa.

Permíteme sugerirte (y sugiéreselo tu a tu Veterinario) que la primera vacuna de Rabia no se efectúe antes de los seis-siete o incluso ocho meses de edad, para evitar someter a tu perro a un estrés adicional, dado que en los primeros tres meses de su vida, ya ha tenido que ser vacunado y revacunado contra otras enfermedades de riesgo entre la población canina infantil.

Solicita de tu Veterinario que cuando sea necesario revacunar al animal, se haga NO con dosis combinadas (pentavalentes, heptavalentes, etc.) sino con dosis simples o, como máximo, bivalentes o trivalentes, espaciando en el tiempo el calendario de revacunaciones previsto y pídele que siempre que sea posible, opte por las vacunas "inactivadas", que no se replican en el organismo, antes que por las "modificadas vivas" (MLV). Es probable que te diga que sea mas oneroso para tu bolsillo este calendario, pero créeme, las ventajas son indudables. La única vacuna que hoy por hoy todavía no puede emplearse inactivada es la que es efectiva frente al Moquillo. Todas las demás sí. Tenlo pues en cuenta. Será importante para la salud de tu perro.

En aquellos lugares donde la Leptospirosis no es un riesgo, si se hubieran de utilizar "trivalentes" (Moquillo, Hepatitis y Leptospirosis), ten en cuenta que los agentes contra las dos primeras van en el frasquito que contiene un elemento en polvo, mientras que el de Lepto va incluido en el que contiene un líquido; así, es práctica común en varios países, disolver el polvo en agua destilada y no utilizar el líquido del otro frasquito. Está comprobado que la vacuna de la Leptospirosis puede producir importantes cuadros alérgicos (que cursan muchas veces con shock anafiláctico) y por ello, siempre que pueda, deberá prescindirse de su uso, por el bien del animal.

Asimismo y antes de entrar de lleno en el tema de las desparasitaciones, quiero hacer especial hincapié aquí en que para que cualquier vacunación tenga el efecto deseado, es indispensable que el animal haya sido previa y convenientemente desparasitado; tal desparasitación (con un producto de amplio espectro, que te recomendará tu veterinario) debe producirse con la suficiente antelación y lo ideal es que tenga lugar una semana antes de la fecha prevista para la revacunación.

Recuérdale a tu Veterinario y recuérdalo tu mismo, que es importante que las hembras sean revacunadas en las épocas de diestro-anestro (es decir, de descanso entre celos); para ello es importante que tomes buena nota de la fecha en la que la perra empieza a sangrar y cuentes doce semanas (tres meses) desde ese día, para que sea entonces y no antes cuando se la vacune si es menester hacerlo. Por último y antes de pasar al tema de la desparasitación, como te digo, ten en cuenta que para evitar en la medida de lo posible los riesgos que supone la administración de vacunas, es importante que tengas en cuenta lo siguiente:

PREVENCIÓN DE LOS EFECTOS ADVERSOS DE LA VACUNACIÓN:

Thuja occidentales 30x (en gránulos ó glóbulos ó comprimidos)

Laboratorios Boiron o Laboratorios Phinter-Heel (preferentemente), dada la calidad de sus productos homeopáticos, de venta en Farmacias

Dosificación:

Administrar, por boca, cinco gránulos o una dosis de glóbulos o dos comprimidos UNA HORA ANTES y cinco gránulos o una dosis de glóbulos o dos comprimidos, UNA HORA DESPUÉS de la administración de cada vacuna.

En el tema de la desparasitación también comienzan a surgir voces críticas que apuntan a la necesidad de optar por productos naturales para la desparasitación interna, en vez de los químicos que se vienen utilizando habitualmente, un diente de ajo machacado en la comida de tu Bullmastiff es un buen desparasitador contra tenias y algunos otros parasitos intestinales.

Personalmente me parece importante, para asegurar una optima convivencia, que todos los perros (y gatos) estén debidamente desparasitados pues de esta forma no constituyen ningún riesgo para nosotros y menos aún para los pequeños de la casa. No obstante, si hasta hace poco todos hemos recomendado la desparasitación genérica con productos de amplio espectro de forma regular (cada tres, cuatro o seis meses), lo cierto es que ahora parece cada vez más claro que tal procedimiento es arbitrario y no del todo adecuado. Por lo tanto y siempre pensando en el bienestar de tu mascota y en tu propia seguridad, mi recomendación es que discutas con tu Veterinario cuales son los verdaderos riesgos de infestación parasitaria en tu zona de residencia (o aquellas otras a las que acudas con tu Bullmastiff durante las vacaciones, fines de semana, etc.) para actuar en consecuencia.

Lo ideal, sobretodo si hay niños pequeños en la casa, es que tomes por norma desparasitar a tu perro con carácter bimensual o trimestral, pero sería importante que previamente se analizaran sus heces para detectar la presencia de parásitos y utilizar el producto que, en cada circunstancia resulte mas adecuado, en vez de hacerlo --por decirlo de alguna manera-- a ciegas y estar sometiendo al organismo a una agresión química que, indudablemente, tiene sus ventajas pero también causa sus efectos colaterales dado incide de forma negativa en las colonias de microorganismos "buenos" presentes en el intestino, que son esenciales para una óptima digestión y el mejor aprovechamiento de todos los nutrientes presentes en su dieta y que son asimismo piezas claves de un optimo sistema inmunológico.

En este sentido también conviene que tengas presente que siempre que hayas de desparasitar a tu mascota, DESDE UNA SEMANA ANTES Y HASTA UNA SEMANA DESPUÉS de concluir cada etapa de desparasitación, le des UNA VEZ AL DÍA, un yogur natural con Lactobacillus o un Actimel, para colaborar en la protección de la flora intestinal, junto con una cápsula de ULTRALEVURA, de los Laboratorios UPSA, para consumo humano (se obtiene en Farmacias).

Otro tema que no podemos olvidar es que la mayor parte de la población canina mundial está expuesta a padecer una enfermedad de alto riesgo denominada Filariasis Canina, que se transmite por la picadura de varios tipos de mosquitos y que causa serios problemas de salud e incluso, si no es detectada y tratada a tiempo, puede significar la muerte de los animales infestados. Es pues importante que consultes con tu Veterinario si en tu lugar de residencia o en aquellos a los que habitualmente acudas con tu Bullmastiff, existe el riesgo de transmisión de la enfermedad. Si así fuera, será necesario realizar con carácter estacional (varios meses al año) o a lo largo de todo el año, un tratamiento preventivo.

Hasta hace poco la única forma eficaz de evitar la enfermedad pasaba por la administración por boca, una vez cada 30 días, de un medicamento denominado Cardotek (Ivomectina), en dosis adecuadas al peso de cada individuo; este tratamiento solo puede emplearse en animales que no estén ya enfermos, lo que significa que previa la administración de la primera dosis es absolutamente INDISPENSABLE realizar un test de descarte mediante la extracción de unas pocas gotas de sangre. Sin embargo recientemente ha aparecido en Estados Unidos un nuevo producto que se administra sobre el pelo del animal para evitar que sea picado por los mosquitos vectores de la enfermedad. Se denomina Revolution y todavía no está comercializado en todo el Mundo aunque se espera que lo sea en breve plazo. Presenta la ventaja de que al no ser administrado internamente, no afecta a la flora intestinal pero sin embargo puede producir en animales sensibles, reacciones alérgicas de contacto, en ocasiones incluso graves o muy graves. No es pues baladí que discutas con tu Veterinario las ventajas e inconvenientes de cualquiera de las dos opciones y que optes por la que mejor se ajusta a tu caso concreto, dependiendo del riesgo epidémico y de las características de tu Bullmastiff.

Manual del cachorro Bullmastiff, vacunaciones y desparasitaciones, Castro-Castalia Bullmastiffs

Manual del Cachorro Bullmastiff

(Texto original, escrito por Christina de Lima-Netto y/o Federico Baudin específicamente para esta página Web y protegido con Copyright. No puede ser reproducido ni total ni parcialmente por ningún medio, sin el expreso consentimiento de Castro-Castalia por escrito)

Mapa de la Web, Castro-Castalia Bullmastiffs