Castro-Castalia Bullmastiffs

EL Manejo de una Pelea de Perros, Castro-Castalia Bullmastiffs
Cachorros Bullmastiff
Contactar correo
Cargando Busqueda de la Web

 

EL Manejo de una Pelea de Perros, Castro-Castalia Bullmastiffs

El manejo de una pelea de perros puede ser un trabajo difícil, hasta para el más experimentado. Aprende a interpretar el lenguaje corporal canino, y asegúrate que es una pelea verdadera, y no una demostración de disciplina o juego. Si no estás seguro si es de verdad, mantén la calma y el silencio. Cualquier ruido que hagas será interpretado como que estás alentando la pelea.

Lo primero mira si tienes una manguera a mano, un buen chorro en el hocico no funciona siempre, pero merece la pena intentarlo, es una manera muy limpia de acabar con las hostilidades.

Si decides interrumpir la pelea, nunca sujetes por el collar a uno de los perros, en el fragor de la batalla, puedes recibir la peor parte, no porque los perros vayan a atacarte, sino que enfrascados en su pelea no verán donde muerden, no notarán la presencia de tu mano y puedes apostar que tú llevarás la peor parte en la pelea, ademas, si lo haces asi, el perro sujetado por el collar se sentira atacado en uno de sus puntos debiles, el cuello y mordera con mas fuerza y rabia al otro perro.

Tampoco intentes separarlos a patadas o gritos, lo único que estas haciendo es alentar la batalla y echando leña al fuego.

Una de las formas que hay de terminarla, si dos personas están presentes, es sujetar por la patas de atrás a cada uno de los perros, levantar los cuartos traseros en el aire, reculando poco a poco, como cuando jugabas a la carretilla, hasta que estén separados, no los sueltes hasta que se tranquilicen, si estas solo en la pelea, decide cual de los dos te obedece más y sujeta por las patas traseras al otro, debes asegurarte bien, piensa que al que sujetas queda en inferioridad de condiciones.

Sin importar el método elegido para terminar una pelea, expresa tu descontento por igual a los dos perros, no intentes decidir quién empezó. ¡DA IGUAL!. Expresa tu descontento extremo, ellos deberán entender que tu eres el “alfa” absoluto, el gran jefe y que en tu jauría la regla es siempre "no hay peleas!". Ambos quebrantaron esa regla. Si los has entrenado en obediencia, hazlos echar y permanecer en el lugar, y si no están entrenados, amárralos con sus correas, para que ambos perros sigan en la misma habitación hasta que los ánimos se enfríen. Si caes en la tentación de separar los perros a habitaciones distintas lo único que conseguirás es aplazar la batalla a otra ocasión, pero la guerra continuara.

Si la pelea se produce fuera de tu casa y si el dueño del otro perro esta presente, que cada uno coja al suyo, si no fuese asi, coge al desconocido, recuerda que alque cojas siempre se queda en inferioridad de condiciones y que teoricamente, el tuyo siempre te obedecera mas que el otro.

Por ultimo, cuando se hayan calmado y una vez que les has trasmitido el mensaje de que quieres que convivan en paz y armonía, deberás revisar concienzudamente a cada perro, para detectar mordiscos o desgarros, limpiarlos adecuadamente y si considerases que son graves visitar inmediatamente al veterinario, ten en cuenta que a veces detectar un puntazo no es tarea fácil, revísalos en días sucesivos para poder apreciar abscesos que pudiesen aparecer

(Texto original, escrito por Christina de Lima-Netto y Federico Baudin específicamente para esta página Web y protegido con Copyright. No puede ser reproducido ni total ni parcialmente por ningún medio, sin el expreso consentimiento de Castro-Castalia por escrito).

Mapa de la Web, Castro-Castalia Bullmastiffs