Castro-Castalia Bullmastiffs

Gatos, Animales Magicos y Diferentes, Castro-Castalia Bullmastiffs
Cachorros Bullmastiff
Contactar correo
Cargando Busqueda de la Web

Gatos, Animales Magicos y Diferentes, Castro-Castalia Bullmastiffs

Gato Independiente, Castro-Castalia Bullmastiffs

Vamos a conocer mejor cómo “funcionan” los gatos, no en vano, se trata de animales de una sensibilidad extraordinaria, atentos siempre a su entorno y a lo que acontece en su órbita de actuación.

Como ocurre con los grandes felinos, Leones, tigres, leopardos, pumas o linces, la vista, el oído, el tacto, el olfato y el sentido del gusto están sumamente desarrollados en el gato doméstico, como también lo está su flexibilidad y capacidad de equilibrio,
todo lo cual le propicia una extraordinaria adaptación al medio.

Aprender más sobre todas estas capacidades nos ayudará a comprenderles mejor y valorarles más como lo que son,
animales sumamente independientes que, sin embargo, un día decidieron vivir cerca de nosotros.

"Los animales fueron imperfectos largos de cola, tristes de cabeza.
Poco a poco se fueron componiendo, haciéndose paisaje adquiriendo lunares, gracia, vuelo.
El gato, sólo el gato apareció completo y orgulloso: nació completamente terminado, camina solo y sabe lo que quiere…”

Pablo Neruda en su Oda al Gato, en 1961.

Pero dijo más...

“…El hombre quiere ser pescado y pájaro,
la serpiente quisiera tener alas,
el perro es un león desorientado,
el ingeniero quiere ser poeta,
la mosca estudia para golondrina,
el poeta trata de imitar a la mosca,
pero el gato sólo quiere ser gato
y todo gato es gato desde bigote a la cola,
desde presentimiento a rata viva,
desde la noche hasta sus ojos de oro…”.

¡Cuánto de cierto tiene esta oda! ¡Cuánto de auténtico, de realista, de verdadero! Porque el gato parece haber nacido, como dijo el poeta, para no dejarse corromper nunca por el Hombre, para poder sobrevivir siempre por su cuenta. Mezcla de animal salvaje y de entrañable doméstico, el gato ha decidido ser nuestro compañero en igualdad de condiciones con nosotros, sin debernos nada y sin pedirnos nada tampoco. Pero con esa singularidad, esa independencia, esa distancia siempre, que lo hace atractivo e intangible a la vez. Que lo hace mágico. Especial. Único. Diferente.

A lo largo de miles de años el Hombre ha sido capaz de domesticar a distintas presas y las ha hecho suyas, las ha explotado, las ha convertido en fuentes de suministro de comida, o en mano de obra, cuando no en protectores de lo propio. Pero el gato no se encuentra incluido en ninguno de estos grupos. Cierto es que realiza aún hoy, de forma puramente instintiva y natural (incluso el más “doméstico”, la más dulce de las mascotas), el control de ciertas plagas de animales nocivos, pero lo hace sin dejarse dominar por el ser humano, como le ocurre al perro. Porque cazar ratones y ratas –y hasta moscas—es una acción útil que proviene de su natural instinto cazador y que ha sabido utilizar muy sabiamente como una forma de explotar, él sí, al Hombre como fuente de alimentos, protección y bienestar. Nunca al revés.

Desde el principio de los tiempos, gradualmente, el gato supo perderle el miedo al Hombre en un proceso de auténtica autodomesticación, muy diferente en su forma y resultado de la larga asociación entre los seres humanos y los perros por cuanto éstos últimos necesitan, siempre, mantenerse como parte de una manada, que vive y caza junta como forma de supervivencia, manada de la que el Hombre llegó a ser el jefe. Pero el gato es individual e independiente por naturaleza y no necesita asociarse con otro gato más que esporádicamente, en las épocas de celo. El resto del tiempo campa por sus fueros, libre y solitario. Porque por encima de todo, el gato ha sido siempre y lo es todavía hoy, un cazador solitario que no necesita transigir en lo que se refiere al contacto y la asociación con el ser humano, para garantizar su éxito y su supervivencia. Y esto justamente es lo que le hace extraordinario, unido a sus exquisitas capacidades sensoriales, que iremos conociendo y desmenuzando en próximos capítulos, porque sólo así podremos entenderles mejor.

Un primer dato que nos sirve para empezar a comprender su especial idiosincrasia pasa por el hecho de que siendo como son, todos los felinos, excelentes cazadores sus cuerpos y sus organismos no han necesitado nunca ni lo necesitan todavía ahora, adaptarse al uso y aprovechamiento de alimentos supuestamente “inferiores” y por eso continúan todavía hoy consumiendo exclusivamente carne que les provee de la necesaria energía; carne que por lo general engullen voraz y rápidamente, aprovechando el aporte de energía en sus largos periodos de somnolencia y descanso.

Otro dato que puede resultar sorprendente es que aún cuando sean extraordinariamente individuales y solitarios, como ya he dicho, son también sumamente adaptables y por eso mismo, se adaptan enseguida a entornos difíciles mientras dispongan de presas (alimento) en abundancia y tanto es así que si encuentran pareja en la época reproductiva, se multiplicarán sin dificultad y muy rápidamente, dada su enorme capacidad de fecundación de todos conocida. Y así, se calcula que una gata puede llegar a ser responsable de unos 15.000 a 20.000 descendientes en un periodo tan corto como ¡cinco años!

Ya tenemos aquí suficiente materia para la reflexión. El mes que viene hablaremos de su extraordinario sentido del tacto, y el siguiente, de su fino oído. Dejaremos para un cuarto capítulo su aguda visión y en quinto lugar abordaremos su exquisito olfato y gusto. Y después entraremos a conocer mejor su estructura misma y todo lo que tiene que ver con su impresionante flexibilidad y capacidad de equilibrio. Estoy segura de que todos estos datos no defraudarán al lector y más de uno, como yo, conociéndoles mejor, caerá rendido con sus encantos y su misterio.

¿Sabías que…? Todos los felinos, machos y hembras, son parecidos en cuanto a talla y coloración del manto, excepción hecha del león macho criado por el Hombre. No hay, como en los cánidos, dimorfismo.

Un dato curioso... Los gatos y todos los demás grandes y pequeños felinos caminan sobre los dedos de las patas, protegidos por suaves almohadillas, de tal manera que su caminar es sumamente silencioso lo que resulta esencial a la hora de salir a cazar.

Toma buena nota... A excepción del león, que vive en manada y caza en grupo, todos los demás felinos son solitarios y sólo se reúnen con una pareja en el momento del apareamiento.

Nunca olvides que… Los gatos adoran los lugares altos, desde lo que pueden observar el mundo que les rodea con seguridad, entreteniéndose con todos los movimientos y actos que se producen alrededor. Es esta además una buena forma de buscar presas desde el anonimato para luego abalanzarse sobre ellas sin darles tiempo a reaccionar.

Tenlo bien presente... El gato podría considerarse como un auténtico artilugio sensorial vivo. La parte delantera de su cuerpo, y en especial su cabeza y sus patas delanteras, están continuamente recogiendo información del entorno; son capaces de percibir el más mínimo movimiento gracias a su aguda visión y a los pelillos y bigotes que poseen en cantidad tanto como de analizar la superficie sobre la que caminan y recoger las vibraciones del terreno gracias a los sofisticados sensores que poseen en las almohadillas; también pueden, y lo hacen continuamente, crear perfiles olfativos de su entorno reconociendo rastros que otros dejan y dejando los propios gracias a la orina, el restregado del cuerpo sobre ciertas superficies o el olor que implantan con sus patas en el entorno.

¿De dónde proviene el gato doméstico actual?

Pues según parece y de acuerdo con la opinión más generalizada entre los expertos, los gatos domésticos de hoy son los descendientes directos de los gatos monteses africanos, los que primero se autodomesticaron en el seno de la sociedad egipcia y que presentaban manchas atigradas siendo algo mayores que los actuales.

(Texto original, escrito por Christina de Lima-Netto y/o Federico Baudin específicamente para esta página Web y protegido con Copyright. No puede ser reproducido ni total ni parcialmente por ningún medio, sin el expreso consentimiento de Castro-Castalia por escrito)

Mapa de la Web, Castro-Castalia Bullmastiffs