Castro-Castalia Bullmastiffs

Displasia de cadera, Castro-Castalia Bullmastiffs
Cachorros Bullmastiff

Contactar

Cargando Busqueda de la Web

Camada Chuches, Castro-Castalia Bullmastiffs

Camada Chuches de Castro-Castalia

"Los perros son, casi siempre, como los humanos los hacemos."

PROGRAMA DE DESARROLLO INTELECTUAL PARA UNA CAMADA

Periodo neonatal. (nacimiento – 2ª semana).

  • Mucho tiempo invertido en alimentación y sueño del tipo R.E.M.
  • Estimulación materna de la zona anogenital.
  • Deben comenzar las manipulaciones.

Periodo de transición. (3ª semana).

  •  Mezcla de sueño REM con el de onda lenta.
  •  Comienzo de la independencia en las conductas de eliminación.
  •  Comienzo de las conductas lúdicas y exploratorias.

Periodo de socialización. (4ª semana a 12ª). Fin con respuestas de miedo.

  • Es el más importante en la vida del animal. Acaba el imprinting.
  • Comienza la exploración anogenital y la relación social con parientes.
  • Acaba cuando observamos una reacción de miedo frente a estímulo.
  • Es el momento de comenzar a trabajar sus instintos.

Periodo juvenil. (13ª semana – madurez sexual).

  • Desarrollo de la capacidad motora.
  • Respuestas de miedo más intensas.
  • Aumenta la dificultad en la socialización.
  • La presencia de progenitores es beneficiosa aún.  

Fase de madurez.

  • Fijación de los patrones de conducta.
  • Ampliación de la capacidad de aprendizaje súbito.
  • Aparición de problemas de conducta.
  • La variabilidad de caracteres, dentro de cada raza, es considerable.
  • La heredabilidad de la conducta es baja (no significativamente distinta de 0).
  • El  componente de aprendizaje materno, es superior al paterno.
  • El carácter miedo y sus derivados, se hereda en un 0,5 (significativo).

MANIPULACIÓN Y OBSERVACIÓN EN PERIODO NEONATAL (SEGUNDASEMANA)

Preparación para el Periodo de Transición.

Hay que procurar simultanear la estimulación anogenital por parte de la madre con unas caricias sobre la cabeza y a favor de pelo. Con una vez diaria por cachorro, es suficiente.

Desarrollo de conducta exploratoria.

Durante esta segunda semana mantenemos todas las manipulaciones de la primera, excepto los test psicomotrices. Aunque el reflejo de Rooting comience a desaparecer a partir del 4º día, debemos seguir estimulándoselo para aumentar el gregarismo interespecífico con nosotros. Una vez por cachorro. Esta manipulación hace que el animal, aunque solo se pueda arrastrar sobre el tren delantero, trate de seguir la fuente de calor.

Disminución de la tendencia a la emocionalidad.

Aunque el cachorro abra los conductos auditivos entre el día 11 – 14 y no comience a reconocer estímulos auditivos hasta el 19-20, es necesario que introduzcamos en su entorno estímulos de alta frecuencia. Para ello se utiliza un silbato de ultrasonidos que usarás cuando el animal esté recibiendo otros estímulos agradables (alimentación, estimulación anogenital etc..). Esta manipulación se puede hacer en grupo procurando que todos estén despiertos. Ahora el sueño tipo REM, debe ser respetado en todo lo posible.

Deben ir aumentando la intensidad y frecuencia de las palmadas, silbidos y cualquier sonido “normal”.

OBJETIVOS COMPLEMENTARIOS.

Disminución de la conducta de miedo en el futuro periodo Sensible.
Respuesta adrenocortical más flexible y adaptada al factor estrés.
Aumento de la velocidad en el crecimiento.

TERCERA SEMANA

En esta semana, el cachorro completa el Periodo de Transición para entrar en el de Socialización que es el más importante de su vida en cuanto a desarrollo de sus patrones Ontogénicos de conducta y su futuro carácter.

El periodo de Transición se caracteriza por:

Mezcla de sueño REM con el de onda lenta.

Comienzo de la independencia en las conductas de eliminación.

Comienzo de las conductas lúdicas y exploratorias.

1.- Especialización en la conducta de eliminación.

Aunque el cachorro adquiera independencia en esta conducta y vaya dependiendo cada vez menos de la estimulación anogenital, la hembra mantendrá la conducta de “limpieza de cubil” hasta pasadas una o dos semanas más. No obstante, es necesario que el animal acelere la “deposición alejada” en lo posible. La estimulación de esta conducta conlleva en el futuro el que el cachorro se acostumbre a depositar sus defecaciones lejos de su territorio cercano o, lo que es lo mismo, abandone prematuramente la defecación y/o micción inadecuada.

Esta manipulación es complicada y exige cierto grado de paciencia. Supongo que, a estas alturas, la madre amamantará con cierto rigor horario, es decir, tratará de hacerlo con todos a la vez y en un número determinada de veces al día. Cuando este acto se produzca, ( o después de proporcionarle algún alimento húmedo) contarás diez minutos a partir de que los cachorros suelten la teta. Cuando pasen los diez minutos, comenzarán las defecaciones que se alargarán hasta los veinte. Toma todas las deposiciones, y colócalas en un sitio lo más alejado posible del nido (dentro del paritorio). Impide durante cinco minutos,  que la hembra las ingiera para, después, consentírselo. Esta manipulación debe ser realizada todas las veces que se pueda.

2.- Estimulación de las conductas lúdicas y exploratorias.

El cachorro, como sabes, abrirá sus conductos auditivos y sus ojos sobre el día 11-14 pero estos órganos no serán funcionales hasta el día 19-20. Aún así, debemos estimular estas conductas para acelerar su maduración.

Hazte de cualquier chisme que emita luz intermitente, no se mueva y suene. Una pequeña sirena de pilas, un juguete llamativo para niños de 2meses, etc.. puede servir.

Introdúcelo en un rincón del paritorio y déjalo encendido por espacio de dos minutos.
Anota y testa a todos los cachorros dándole máximo valor al que se acerque a él con más rapidez. No te extrañe que, la primera vez, lo ignoren. Esta manipulación debe realizarse dos veces diarias.

Los objetivos de este periodo coinciden con sus características.

QUINTA SEMANA (SOCIALIZACIÓN)

En esta semana comenzaremos a manipular a los cachorros para aumentar su gregarismo interespecífico. Trataremos de que los animales tomen contacto de interacción con otros cachorros de distinta especie. Asimismo, debemos ahora, potenciar su habituación al medio y elevar sus conductas exploratorias. Uno de los factores decisivos es la aparición de “pequeñas respuestas de miedo”.

1.- Contacto de interacción.

Utiliza al niño/a de la semana anterior pero esta vez dejando que ella los manipule sin brusquedades. Debe exhalar aliento sobre sus trufas y acariciarlos a contrapelo. La voz en tono dulce y bajo y manipulación individual. Dos veces al día, periodos de tres minutos por cachorro.

2.- Elevar conducta exploratoria.

Dos paseos al día, todos juntos, a ser posible sobre hierba o tierra limpia y de 5 minutos de duración. No se les debe hablar ni interaccionar mientras pasean. Es necesario seguir con los obstáculos y objetos novedosos.

3.- Aparición de respuestas de miedo.

Ahora es el momento del Bicho aposemático. Esperar a que estén todos juntos y tranquilos para introducirlo en un rincón del paritorio. Hay que observar muy bien las reacciones de miedo o sorpresa. Debemos dividirlos en grupos:

Los que no reaccionan.
Los que se sorprenden inicialmente pero dejan de hacerlo para volver a dormitar o jugar.
Los que tratan de “pegarse con él”.
Los que huyen despavoridos.

Si aparecen uno o mas ejemplares del último grupo, hay que separarlos a la hora de efectuar esta manipulación de tal forma, que ellos no intervengan más en ella. Mas adelante trabajaremos con este grupo.

Hay que continuar con los ruidos ambientales (música fuerte y ahora estridente), el silbato ultrasónico, palmadas silbidos y caída de objetos.

SEXTA SEMANA

En esta semana entramos en las manipulaciones conducentes a comenzar la jerarquización con el humano que, en adelante, será su líder. Es necesario que, en este periodo, el perro vaya tomando contacto con humanos de todas las edades, sexo y complexiones. Debemos tener en cuenta que los niños son percibidos por los perros de distinta forma a como perciben a un adulto y, es por ello que en este periodo, deben ser los encargados de la primera jerarquización.

  1. Durante un minuto por cachorro y aislando a este del resto de la camada, el niño debe tomar al perro y ponerlo boca arriba. Con voz suave le irá diciendo......¡Quieto!.....¡Muy bien! mientras lo mantiene con su mano apoyada en el pecho y por debajo de la boca. Quizás trate de revolverse para recuperar la estabilidad pero debe contenerse para que no lo consiga. Pasado el minuto, el niño lo alabará, acariciará y lo dejará descansar antes de pasar a la manipulación siguiente.
  2. Durante otro minuto, el niño rodeará el hocico del perro con su mano cuidando de no taparle la trufa. Lo mantendrá de esa forma, aunque el cachorro trate de zafarse, mientras le habla como antes y lo acaricia con la otra mano.
  3. Estas manipulaciones deben realizarse una vez al día y por cachorro. Los dos primeros días lo harán los niños y el resto de la semana personas, a ser posible, que no sean el criador. Es importante no mirar los ojos de los cachorros mientras se contienen con las manipulaciones a fin de no aumentar su estrés.
  4. Una vez al día y por cachorro aislado, se comenzará con el manoseo. Solo se tratará en esta semana aquellos puntos de la manipulación conducentes a dejarse tocar ojos, orejas, patas y almohadillas.

(Texto original, escrito por Christina de Lima-Netto y Federico Baudin específicamente para esta página Web y protegido con Copyright. No puede ser reproducido ni total ni parcialmente por ningún medio, sin el expreso consentimiento de Castro-Castalia por escrito).

Mapa de la Web, Castro-Castalia Bullmastiffs