Castro-Castalia Bullmastiffs

Viajr en coche, Castro-Castalia Bullmastiffs
Cachorros Bullmastiff
Contactar correo
Cargando Busqueda de la Web

Manual del Cachorro Bullmastiff, Castro-Castalia Bullmastiffs

Castro-Castalia Bullmastiffs

Camada B en el maleterero

Tanto si se trata de desplazamientos cortos como si has de realizar un viaje largo, es importante tener en cuenta algunas premisas para que el desplazamiento en coche sea lo más llevadero posible para tu nuevo amiguito.

Has tenido ocasión de realizar el primer trayecto con él, cuando lo recogiste en mi casa y habrás comprobado que se siente bastante cómodo y que tras un ratito de curiosidad y cotilleo, se habrá echado a dormir placenteramente (y quizás hasta haya roncado como un cerdito), probablemente en tu regazo o cuanto menos con la cabecita apoyada en tus piernas. Esto es lo normal, siempre --claro-- que antes se hayan tomado una serie de precauciones. Créeme si te digo que yo he estado muy atenta para que este primer desplazamiento contigo haya transcurrido de la mejor manera posible. Y ahora tendrás que hacer tú lo mismo, para que se convierta en otra de sus habituales rutinas.

Lo primero y principal es que cuando haya de ir en coche, lo haga con el estómago bastante aliviado. Esto significa que no deberá haber comido durante al menos 4 horas o, si lo ha hecho, que se haya tratado de una toma muy liviana (un yogur, por ejemplo). Para ello es importante que programes con antelación las salidas en coche, de tal manera que durante las primeras veces (hasta los 6-7 meses) no coincidan con las horas en las que está en lo más duro de la digestión, pues ello podría significar marearse, vomitar y asociar el coche con algo desagradable, hasta convertirlo es un ciclo vicioso, muy difícil luego de erradicar.

En los primeros desplazamientos es importante que no vaya totalmente solo en el asiento de atrás, sobretodo porque la persona que se siente con él, podrá tranquilizarle si se produce un frenazo, si suena un claxon intempestivo o si hay alguna "sacudida" imprevista; así se evitará un cuadro de ansiedad que suele derivar en babeo y mareo. Al cabo de un par de semanas, ya se habrá acostumbrado y entonces ya podrá ir detrás sin compañía. Si tu coche es tipo "station wagon" deberías esperar a que tenga seis meses antes de comenzar a dejar que vaya en la parte de atrás. Recuerda que deberás instalar una rejilla (preferentemente metálica y rígida) no solo por seguridad (tuya y suya) sino porque así evitarás distraerte si alguna vez el animal intentara saltar a los asientos traseros! y en caso de frenazo, no saldrá disparado hacia adelante.

Por otra parte y si tu coche es tipo "berlina", no olvides que deberás adquirir un cinturón de seguridad para perros (en cualquier comercio especializado en productos para animales de compañía o a través de Internet), de calidad y resistencia suficiente para "soportar" el peso y la envergadura de un Bullmastiff adulto y tendrás que acostumbrarle a ir siempre sujeto. Aquí otra vez, durante el tiempo que dure el entrenamiento, es importante que el perro viaje acompañado, para que aprenda a ir sentado con su cinturón puesto, como el resto de los pasajeros!

Y recuerda que un coche es un autentico "asadero" por lo que tendrás que estar muy pendiente de la temperatura interior y evitar que suba por encima de los 21º C (máximo 24º C). NUNCA JAMÁS dejes a tu perro encerrado solo dentro del coche, ni siquiera unos pocos minutos. Y tampoco con las ventanas abiertas. Incluso así es peligroso. Demasiadas veces ha ocurrido que un perro en esas condiciones ha perecido como consecuencia de un golpe de calor inesperado e inoportuno y ni tú ni yo queremos eso para tu Bullmastiff.

Los coches acumulan mucho más calor del que hace fuera, y no sólo eso, sino que el aire se enrancia muy rápidamente, lo que obliga al animal a un jadeo constante y agotador que puede llegar a producir un sincope cardíaco y la asfixia. Este es, en verdad, un riesgo muy grande y que puede evitarse de forma muy sencilla, que es, como no, asegurándose de que el perro no quede en el coche. Así de fácil. O sea que cuando tengas que ir con tu perro a alguna parte, ten en cuenta lo anterior y busca la manera de no tener que dejarlo encerrado en el coche bajo ningún concepto.

Manual del Cachorro Bullmastiff

(Texto original, escrito por Christina de Lima-Netto y Federico Baudin específicamente para esta página Web y protegido con Copyright. No puede ser reproducido ni total ni parcialmente por ningún medio, sin el expreso consentimiento de Castro-Castalia por escrito).

Mapa de la Web, Castro-Castalia Bullmastiffs