Castro-Castalia Bullmastiffs

Agresividad Canina, Analisis Agresividad, Castro-Castalia Bullmastiffs
Cachorros Bullmastiff
Contactar correo
Cargando Busqueda de la Web

Que Gorda de  Castro-Castalia Bullmastiffs

Gorda de Castro-Castalia

"La libertad es el gran sueño de los hombres, pero la pesadilla de los perros"

Al conocerse episodios de agresiones caninas a personas, suele producirse una reacción de rechazo por parte de la Sociedad, que inevitablemente acaba por ir acompañada de la estigmatización del animal que la ha producido, identificando como agresivos a todos los de su raza o tipología racial o a aquellos otros que se le parecen. Sin embargo pocas veces se tienen en cuenta cuales han sido los verdaderos desencadenantes de la tal agresión ni tampoco las circunstancias que rodeaban ese instante tanto a la víctima como al supuesto agresor. Se habla entonces de la agresividad canina y se desatan las pasiones, casi siempre aderezadas con un mucho de sensacionalismo por parte de los medios de comunicación que, indudablemente, se van a beneficiar si saben rentabilizar la noticia en su provecho, sin tener en cuenta las verdaderas causas que han motivado el suceso. Sin embargo no hay que olvidar que la agresividad es una herramienta de supervivencia, atributo inherente a todo ser vivo (incluido el ser humano) y que, en ausencia solo sea de un mínimo impulso de acometividad la vida no sería posible.

En el caso de los cánidos sociales, los etólogos distinguen varios tipos de agresividad bien diferenciados entre sí, que son:

• Hacia otros congéneres
• Par la defensa del territorio
• En defensa propia
• Para la defensa de su pareja
• Para la defensa de la prole
• Para la defensa de un miembro de la manada de rango inferior
• Para la defensa de la comida
• Como expresión de dominancia
• Por miedo o cobardía
• Por timidez
• Como consecuencia del dolor

Entre los perros que se han integrado en nuestra propia sociedad, además de estas, se dan otras muchas formas de acometividad, que son:

• Hacia personas desconocidas.
• Hacia personas conocidas.
• Hacia los visitantes.
• Para la defensa de su familia humana.
• Como respuesta a los celos.
• inducida por el hombre (mediante estimulación, entrenamiento, selección, daño físico, etc.).

Por tanto, pretender discriminar a unos canes por su comportamiento más o menos "agresivo" es cuanto menos una quimera, dado que resultaría francamente difícil poder calificar a un animal como potencialmente peligroso o agresivo de manera genérica basándose exclusivamente en una reacción momentánea y sin buscar la causa real y el detonante de un comportamiento puntual. Aún a pesar de los estudios que realizó en su momento el que fuera primer especialista en etología, el Premio Nobel Konrad Lorenz, en los que manifestaba que la agresividad canina dependía exclusivamente de un solo rasgo del comportamiento, hoy sabemos que la agresividad canina, al igual que la agresividad en cualquier otro ser vivo (incluido el Hombre) está estrechamente unida y viene determinada por el contexto, por la situación que concurre en un momento dado, por las circunstancias puntuales. Hasta el punto de que un animal que manifiesta un comportamiento agresivo ante un hecho cualquiera, no necesariamente se desenvolverá de la misma manera ante otro hecho diferente.

Sin embargo lo que si parece perfectamente claro es que los machos suelen plantear mas situaciones de conflicto que las hembras, especialmente aquellos que están enteros (es decir que no han sido esterilizados - castrados). Además está también igualmente consensuado que para que un perro no llegue a exhibir un comportamiento plenamente masculino (en el que la testosterona juega un importante papel)  a edad adulta, es importante que la castración tenga lugar antes de la pubertad, es decir, preferentemente antes de los cuatro a seis meses de edad, pues de lo contrario  y de manera muy concreta en sujetos especialmente dominantes (los denominados sujetos "alpha") la esterilización ya no tendrá un efecto calmante sobre el comportamiento.

De todos los tipos de agresión, hay cinco que interesan especialmente pues son aquellos que en un momento dado pueden ocasionar problemas en Sociedad. Cuatro de ellos están directamente relacionados con la falta de educación y la permisividad de los dueños y con la escasa socialización del animal a edad temprana y el quinto tiene que ver con la agresividad intra-específica, hacia los congéneres.

(Texto original, escrito por Christina de Lima-Netto y Federico Baudin específicamente para esta página Web y protegido con Copyright. No puede ser reproducido ni total ni parcialmente por ningún medio, sin el expreso consentimiento de Castro-Castalia por escrito).

Mapa de la Web, Castro-Castalia Bullmastiffs